La preciosa historia de una madre

Una historia de una madre sorda

Una historia de una madre sorda
La maternidad es un ciclo de aprendizaje importante. Un día estás embarazada y al día siguiente eres toda una experta en alimentar, envolver, usar pañales y tranquilizar a tu bebé, y descubres el amor infinito que procesas a este nuevo ser humano. Para celebrar el Día de la Madre, nos gustaría compartir la historia de Erin, lo que nos da una idea de lo que es ser una madre sorda que cría a un bebé.

Noah con su madre y su padre

“¡Hola, soy Erin! Nací con una sordera profunda y me criaron unos padres oyentes. Me gradué en psicología en el Instituto de Tecnología de Rochester (RIT, por sus siglas en inglés) en el norte de Nueva York. En caso de que no lo sepas, el RIT proporciona una amplia gama de tecnologías e intérpretes de lengua de signos para estudiantes sordos y con dificultades auditivas en clase. Conocí a mi marido a través de un amigo en común en el RIT y él también tiene sordera profunda.

Fuimos mejores amigos durante los tres primeros años de la universidad y luego nos enamoramos durante nuestro último año de universidad. El próximo mes de septiembre, celebraremos nuestro cuarto aniversario de boda y seguimos tan felices como el primer día.
Di a luz a nuestro primer hijo y su nombre es Noah, que actualmente tiene ocho meses. Sabíamos que lo mejor para mí era quedarme en casa para garantizar que Noah recibiera todos los cuidados necesarios en un ambiente relajado y enriquecedor. Quedarme en casa ha enriquecido mi vida más que cualquier otra cosa y es la carrera más gratificante que existe.

Cuando estaba embarazada, sabíamos que teníamos que estar bien equipados con la tecnología adecuada para prepararnos como padres sordos para poder cuidar de nuestro primer bebé. Tuvimos que investigar mucho para encontrar un dispositivo de alerta vibratoria adecuado que nos notificara cuando el bebé nos necesitara. Buscamos aplicaciones móviles, pulseras inteligente, relojes inteligente y cualquier dispositivo ponible, pero ninguno de ellos nos convencía del todo.

Noah y su madre en un coche con un espejo para ver el asiento trasero
Un amigo recomendó el monitor digital de bebés Graco con alertas vibratorias, y eso era justamente lo que necesitábamos. También tuvimos que buscar un monitor de vídeo para ver al bebé en un dispositivo informático de tableta portátil para cuando estamos en una habitación diferente. Por último, tuvimos que comprar un espejo para el coche orientado hacia el asiento trasero de nuestro vehículo para asegurarnos de que el bebé está bien mientras estamos en la carretera.
Tenemos un videoteléfono para hacer llamadas telefónicas en casa, y es un teléfono con una pantalla de vídeo que permite a las personas sordas y con dificultades auditivas comunicarse con el videoteléfono con personas oyentes en tiempo real a través de un intérprete de lengua de signos. La comunicación con mi proveedor de atención sanitaria es inestimable y es importante que recibamos el mismo resultado, que recibamos el mismo beneficio o que recibamos el mismo nivel de cumplimiento del tratamiento y los servicios de mi médico que el que reciben los pacientes oyentes. Antes de acudir a mi primera visita prenatal con el obstetra/ginecólogo, tuve que llamar al consultorio de obstetricia/ginecología a través de un videoteléfono para confirmar si ofrecían un intérprete de lengua de signos estadounidense. En cuanto llegué al consultorio de obstetricia/ginecología para mi cita prenatal, desarrollé un vínculo increíble con una intérprete que acordó participar en cada visita prenatal.

Noah poco después del nacimiento

El 20 de agosto tuve mi primera contracción y sabía que había llegado la hora de irme al hospital. Llamé a mi consultorio de obstetricia/ginecología para notificarles que había comenzado a tener contracciones y para que avisaran al hospital y que se lo comunicaran a la misma intérprete para encontrarnos en el hospital. Me sentí tan aliviada cuando vi a la misma intérprete en la sala de partos y cuando se quedó con nosotros durante todo el parto. El parto del bebé fue mentalmente agonizante e intensamente doloroso, pero la intérprete estaba ahí para garantizar una comunicación eficaz entre nosotros, los enfermeros y los médicos.

Durante los siguientes dos días en el hospital, tuve a varios intérpretes diferentes en turnos rotatorios y siempre les estaré muy agradecida.

Después de nacer mi hijo, teniendo en cuenta el hecho de que somos padres sordos, tenía las mismas probabilidades de ser sordo que de ser oyente. El personal de enfermería llevó a nuestro hijo a una sala diferente para hacerle una prueba de audición para recién nacidos y la enfermera volvió a mi habitación para compartir las noticias. La enfermera dijo: “Tengo buenas noticias, ¡tu hijo ha superado la prueba de audición!”.

Noah recibiendo un beso de su madre
La miré algo perpleja y le pregunté que por qué eran buenas noticias. La enfermera se quedó desconcertada y le expliqué que no importaba si mi hijo superaba la prueba auditiva o no, y que siempre y cuando estuviera sano, eso era todo lo que importaba.

 

Utilizamos la lengua de signos estadounidense como idioma principal para comunicarnos con nuestro bebé desde el día en que nació. Noah empezó a asimilar rápidamente lo que le comunicábamos. Le leemos libros en lengua de signos diariamente. Él mira la imagen del libro y luego mira nuestro signo, y después vuelve a mirar el libro. Me di cuenta de que empezó a entender lo que le comunicábamos a través de la lengua de signos cuando tenía entre cuatro y seis meses. El primer signo de Noah fue “papá” cuando tenía 29 semanas y fue un momento muy emocionante para ambos. El otro día, Noah signó “terminar” después de terminar su comida. Nos llegó al corazón cuando empezó a expresarse con nosotros en lengua de signos.
Noah leyendo un libro Noah y su madre con una cámara

 

Naturalmente, nos preocupa su posible falta de desarrollo del habla. Decidimos llevar a Noah a la biblioteca local, de una a dos veces a la semana, para que asistiera a sesiones de cuenta-cuentos y actividades musicales con otros niños oyentes. Además, alquilé algunos audiolibros para niños de la biblioteca para que los escuchara diariamente. A Noah le encanta escuchar música clásica, en realidad poníamos música clásica mientras estaba en mi vientre, y sus compositores favoritos son Bach y Mozart. Mi esposo y yo nos reunimos con nuestros amigos sordos una vez al mes para hablar de cosas de adultos, así que Noah puede interactuar con sus hijos. Creemos firmemente que es importante que expongamos a nuestro hijo a los mundos tanto de la audición como de la sordera.
Noah con un pañal reutilizable con un detalle de oso polar de Charlie Banana Noah tumbado sobre un sábana con un pañal de tela reutilizable Charlie Banana

 

Estamos intentando criar a Noah igual que los demás niños, pero el hecho de que usemos la lengua de signos estadounidense para comunicarnos con él añade unos desafíos únicos. Hubo varias veces, quizás demasiadas, en las que olvidamos cargar nuestro monitor digital de bebés Graco, así que tuvimos que hacer turnos para permanecer despiertos por la noche para vigilar a Noah a través del monitor de vídeo mientras el monitor digital de bebés Graco se estaba cargando. O cuando vamos por la carretera de noche, es muy difícil para nosotros ver el espejo del asiento trasero del coche, por lo que tenemos que encender las luces del vehículo para comprobar que Noah está bien. De lo contrario, no podríamos saber si está llorando o duerme durante el viaje. Cuando vamos a caminar por el parque, uno de nosotros tiene que turnarse para caminar por la parte delantera del cochecito para vigilar a Noah. Parecen pequeños detalles, pero en realidad son muy importantes para garantizar la seguridad de nuestro hijo.

Noah con un pañal de tela reutilizable Charlie Banana con la inscripción “Goodbye disposable Hello cloth” (adiós al desechable, hola al pañal de tela)

Noah empujando un juguete con un pañal de tela reutilizable azul de Charlie Banana

Estábamos a punto de quedarnos con los pañales desechables, hasta que mi marido me introdujo en el mundo de los pañales de tela. Al principio fui escéptica al respecto, ¡porque la idea de sacudir pañales en el inodoro y las infinitas lavadoras que había que poner no me atrajeron mucho! Mi marido se tomó un tiempo para enseñarme un montón de vídeos sobre cómo funcionan los pañales de tela y algunos de ellos eran de Charlie Banana® en


YouTube

.
Noah gateando alrededor de su juego de pañales de tela reutilizables Charlie Banana Después de ver innumerables vídeos en línea, estaba completamente enganchada con la idea de salvar el medio ambiente y ahorrar dinero. Odié pensar en los pañales no biodegradables tirados en un vertedero durante cientos de años. En caso de que no lo sepas, hay muchos productos químicos en los pañales desechables tradicionales.
Para mi pequeño de 8 meses, puedo colocar los recambios dobles en su pañal de tela y él puede pasar toda la noche sin fugas ni irritaciones en su piel. Me encantan los pañales de tela de Charlie Banana® y, no solo a mí, ¡a mi hijo también le encantan!”
¡Feliz Día de la Madre!

El equipo de Charlie Banana®